* publicidad top


Autor Tema: El juego coral apagó la magia de Messi  (Leído 527 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

mayo 08, 2019, 12:48:00 pm
Leído 527 veces

VanHelsing

  • Embroller@ Jr.

  • Desconectado
  • *

  • 566
    22210
  • Actividad:
    3%
  • Reputation:
    1880
  • Premios Ganados por arribar a 500 mensajes
    • Premios

La eliminación del Barcelona por segundo año consecutivo, víctima de una remontada memorable de la Roma el año pasado en cuartos de final y otra vez ayer contra el Liverpool en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa, demuestra que el fútbol coral, donde múltiples intérpretes participan en la elaboración y la finalización de las acciones siempre tendrá oportunidad de superar al fútbol de autor, en el que el ingenio de uno o dos artistas de la pelota consiguen los triunfos con una chispa de su talento. El 3-0 que el Barcelona consiguió en el primer duelo en el Camp Nou en nada había reflejado el dominio del juego que había ejercido el Liverpool con su presión asfixiante, el control del balón para desarrollar su ataque relampagueante que fue opacado por la falta de contundencia de Mohamed Salah y Mané para aprovechar sus ocasiones, mientras que Barcelona redondeaba un triunfo desmesurado, gracias a la suprema genialidad de Messi para liquidar con goles imposibles para cualquier otro futbolista común y corriente.

La descomunal remontada del Liverpool en Anfield solo se explica por la presencia de Jürgen Klopp en el banquillo de los Reds. El técnico alemán ha inculcado a los equipos que dirige una mentalidad de acero con un fútbol que se basa en superar físicamente al rival ejerciendo mayor velocidad para recuperar la pelota, atacar los espacios y definir con un tridente formado por Salah, Mané y Firmino que se asocian en el área y liquidan en fracciones de segundo. De allí que la proeza del Liverpool es monumental, en virtud de las bajas de Salah y Firmino por lesión. Aún así, Klopp se las arregló para mantener intacta su filosofía de juego. Convirtió a Shaqiri en una daga que ocupó las bandas para meter centros venenosos, Origi suplió con eficacia la ausencia de Salah en el área para convertir un par de goles y el ingreso providencial de Wijnaldum por la lesión de Robertson, permitió que el Liverpool consiguiera en dos minutos fulgurante (54 y 56) demoler al Barsa con los goles de colocar la pizarra 3-0 y emparejar la serie. El despiste del Barcelona en el tiro de esquina cobrado maquinalmente por Alexander-Arnold, haciendo un amague que desconcertó a la defensa catalana para que Origi mandara el cuarto gol al fondo de la red, dejó al descubierto que mentalmente el equipo catalán ya estaba triturado y solo le faltaba el golpe de gracia para terminar de desmoronarse.

Después de la hegemonía que Messi y Cristiano Ronaldo han impuesto en Europa, consiguiendo que el Barcelona y Real Madrid dominaran desde hace una década la Liga de Campeones, resulta esperanzador que el fútbol coral del Liverpool y del Ajax estén muy cerca de enfrentarse en la final del torneo, si el cuadro neerlandés termina de completar en casa el abrumador dominio que tuvo de visitante ante el Tottenham. Los genios como Messi y Cristiano ofrecen al espectáculo ese toque de fantasía que hace soñar al mundo con goles insuperables, apilando rivales para encarar y definir con clase o metiendo sus disparos por ángulos imposibles. Pero equipos como el Liverpool devuelven al juego su esencia. Sin importar los nombres del rival, Liverpool enseñó que la energía para disputar cada pelota, la entrega y el convencimiento para ejecutar con lucidez un plan de juego hace posible que ocurran hazañas impensables como esta remontada donde el fútbol coral apagó con sus voces el ingenio.


 


* publicidad

Publicidad

de los archivos adjuntos

* publicidad exodo

Cerrar

Foro de variedad, Diversión y Juegos.
Para disfrutar de todo los contenidos registraste haciendo clik